Declaración pública Apruebo Dignidad

Como convencionales constituyentes de Apruebo Dignidad consideramos necesario
comunicar que no se pudo dar inicio a la primera sesión de la Convención Constitucional
debido a la inexistencia de condiciones mínimas sanitarias, técnicas y de transparencia
(transmisión en vivo a la ciudadanía), para asegurar el correcto funcionamiento del órgano.
Para iniciar el trabajo se requería de salas paralelas e interconectadas audiovisualmente,
con internet y sistema de streaming para poder sesionar de manera simultánea en grupos
separados con un número acotado de constituyentes, pero éstas no estaban habilitadas,
evidenciando una negligencia grave en el cumplimiento de las funciones de la Unidad de
Secretaría Administrativa, dependiente de la Subsecretaria General de la Presidencia.
A esta situación se suma además la falta de respeto para las tres organizaciones
representantes de familiares de presos del estallido, quienes esperaban ingresar para
presentarle a la Convención un informe sobre la situación de sus familiares, lo cual no se
pudo realizar debido a esta situación.
Respaldamos la decisión de la Mesa de la Convención Constitucional, de no haber dado
inicio a la sesión inaugural, en estas condiciones mínimas inexistentes, que debía asegurar
el Gobierno.
Exigimos que este gobierno entregue las explicaciones del caso a la Convención
Constitucional y a todo Chile respecto a la negligente gestión del presupuesto de más de
850 millones de pesos destinados a la habilitación de los espacios de trabajo. Exigimos,
además, se tomen todas las medidas extraordinarias necesarias para que los espacios
estén habilitados en las condiciones antedichas a primera hora de mañana, así como que
se hagan valer las responsabilidades políticas sobre el ministro Ossa mediante su renuncia
inmediata y las responsabilidades administrativas del subsecretario Pavéz y del funcionario
Encina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *